Cuando climatizamos un local o un hogar, tenemos una pregunta que nos hace dudar. ¿Por dónde pasamos los tubos? ¿Lo hacemos a tubo visto? Si tenemos un falcho techo de escayola, una posible idea sería pasar el tubo por el mismo. La otra opción sería poner un tubo galvanizado descubierto.

Uno de los datos que ayudará a decidirnos por una opción u otra, es el tamaño del local/hogar. Si se trata de un lugar no muy grande, lo más económico puede ser realizar una instalación con un tubo helicoidal (aquí puedes ver la línea helicoidal), y en cuanto al dilema de visto/interior se quedaría totalmente descubierto, en todo caso, en el falso techo se colocaría únicamente la máquina de conductos para que no se vea. Con una buena conexión entre los tubos, invirtiendo en una única estufa se podría climatizar todo el hogar o local.

En la medida de lo posible, el tubo helicoidal tendrá que salir hacia el exterior para permitir un óptimo cambio de aires. Si por la ubicación de la construcción, fuese imposible, se podría realizar una salida hacia un local/habitación cercano siempre que tenga un gran tamaño y el aire esté más limpio y puro en esta. También es posible sacar el tubo a una habitación sin un gran tamaño siempre y que esta cuente con un extractor potente, no obstante, quizás no sea una buena opción para un domicilio particular pues sería necesario uno de estos extractores industriales que muestra también Fumisteria.es.

A la hora de poner los tubos, es importante aislar muy bien cualquier entrada o salida por las paredes o puertas. Si a esto le sumamos un buen aislamiento de las paredes, aprovecharemos muchísimo mejor la calor de la estufa.

Si quieres saber más razones para decidirte entre colocar los tubos en el interior o exterior, puedes pasarte por el debate que tuvimos en el blog de Jaime Anglada.