Cuando compramos una vivienda, las rejillas de ventilación suelen ser por defecto las más económicas, unas de plástico simple como las que aparecen en la imagen del post. Cuando el constructor las pone, el único objetivo que tiene es que deje pasar el aire tapando el sistema de ventilación. No obstante, un amante de la decoración comprenderá la carga decorativa que tienen las rejillas de ventilación para su hogar. Si nos fijamos cuando vamos a alguna oficina, a alguna franquicia de moda, o a alguna vivienda puesta a la última, las rejillas dejan de ser las típicas de plástico blancas y las veremos de todos los modelos: con brillo, sanitadas, a juego con las llaves de luz, etc.

¿Podemos cambiar las rejillas del aire condicionado?

Por suerte, el cambio es algo muy fácil y para nada caro, pues si estás leyendo mi blog supongo que serás capaz de realizar el cambio tú mismo.  Veamos los pasos que debemos seguir para cambiar la rejilla, pero antes os enseño una foto de cómo estaba mi rejilla antes de realizar el cambio. Como veréis, en mi caso no ha sido por decoración sino por ¿higiene?

brico-269-1-cambiar-rejillas-metalicas-paso-1-1280x720x80xx1

Pasos para reemplazar la rejilla de ventilación:

  1. El primer paso de todos es extraer la vieja rejilla. Para retirarla tenemos dos opciones: que esté introducida a presión, la sacaremos con ayuda de un destornillador haciendo palanca; o que esté pegada, en este caso se hace lo mismo pero con más fuerza. También puede ser que la rejilla esté con tornillos, por lo que bastará con aflojar los tornillos.
  2. Aprovechando que hemos quitado la rejilla, debemos limpiar el hueco, pues como veréis, y dependiendo del tiempo que lleve funcionando, se habrá acumulado una gran suciedad.
  3. Con la vieja rejilla quitada, tendremos que tomar muy bien las medidas para comprar la nueva. En este punto viene la verdadera dificultad del brico, ya que dependiendo lo que busquemos no será fácil encontrarlo. En superficies de bricolaje únicamente he encontrado rejillas básicas, por lo que no vale para nuestro cometido. Finalmente he comprado aquí las rejillas, ya que ha sido el único lugar donde he encontrado el color gris de mis interruptores en el tamaño que buscaba.
  4. Una vez que tengamos las nuevas rejillas, simplemente tenemos que instalarlas de nuevo. Para ello, lo mejor es utilizar silicona, pues quedará bien encajada, no se verán tornillos y además será bastante duradero.

Fuente: hogarmania