Antes de pasar a mencionar algunos de los alimentos de los que es posible extraer ácido fólico, es importante definir qué es el ácido fólico: esta es una vitamina perteneciente a la familia B, de hecho también se le conoce como Vitamina B9 y entre las muchas ventajas que aporta al organismo se encuentra la protección de las células, previene la anemia, varios tipos de cáncer, etc.

Ahora sí, ya tenemos una noción de lo importante que es esta vitamina para nuestro organismo, ahora pasemos a mencionar cuales pueden ser los alimentos de los que extraerlos. Hay muchos alimentos naturales que poseen entre sus componentes esta vitamina, algunos en mayor y otros en menor medida. Algunos de los alimentos más ricos en ácido fólico son: Avellanas, lentejas, todas las variedades de maní, germen de trigo, garbanzo, hígado, lechuga, brócoli, huevo, bananas, plátano, tomates y un largo etcétera.

Lo importante no es solo encontrar los alimentos más ricos en ácido fólico, sino también encontrar el truco para prepararlos de modos sabrosos y creativos de modo que aumentar la presencia de esta importante vitamina en nuestras costumbres alimenticias no represente una acción tediosa sino un momento tan reconfortante como el comer cualquier otro plato, pues todo depende de la sazón y el gusto que se le aporte a un plato saludable para que sea tanto o más atractivo que una hamburguesa.

Por ejemplo se puede preparar el brócoli al vapor con salsa bechamel baja en sal, acompañada de pescado, preferiblemente salmón que posee otros nutrientes perfectos para combinar con el ácido fólico. Otra opción son las ensaladas de lechuga verde, aderezadas con salsas a base de mostaza o simplemente con sal, pimienta y un poco de aceite de oliva extra virgen, pues todo es cuestión de creatividad.